Martín Vallejos y su aprendizaje plant based

La rutina de Martín es bastante activa entre sus emprendimientos y su vida personal  en donde acaba de hacer una transición hacia un estilo de vida basado en plantas. Quisimos conocerlo para entender su historia y como influye  su nuevo estilo de vida  en lo personal tanto como en los deportes.

Instagram: @mavallejos

por @jav.hmo

¿Cómo fue pasar a tener un estilo de vida plant based?
Siendo lo más honesto posible, no fue para nada fácil en un principio. Desde muy pequeños hemos estado ligados y expuestos a dietas carnívoras, y por lo general nuestras familias y amigos poseen el mismo tipo de alimentación que se han llevado tras generaciones. Por ese sencillo motivo, creo que muchas personas ni siquiera conocen o hacen el intento de acercarse a un tipo de alimentación basada en plantas.

En mi caso particular, y ya un poco más adulto, mi alimentación siempre se basó en tener un trozo de proteína en mi plato (de lo que fuese), sin preguntarme si lo que estaba comiendo realmente era lo mejor para mi y para el resto. Por ello, el cuestionarse constantemente y ser consciente de qué es lo que estoy consumiendo me ayudó a entender un poco mejor el panorama desde un principio, como lo es el comprender que además de ayudarnos a nosotros mismos, estamos salvando a los animales y a nuestro planeta. 

Algo que también me ayudó bastante fue que me gusta cocinar y aprender a realizar cosas nuevas. Esto lo menciono, ya que muchas veces me encontraba con comidas familiares o el refrigerador llenas de cosas de origen animal, pero tenía tan claro mi objetivo, que siempre me mantuve buscando alternativas y simplemente agarraba mis cosas y cocinaba para mi. Creo que a veces nos cuesta tomar este tipo de decisiones y cedemos porque es un camino más fácil, o por que lo otro ya está listo para comer, o por que es más rico. 

Por otro lado, no podría no entregar créditos a mis padres, ya que de alguna u otra manera siempre nos incentivaron a través del ejemplo a llevar una vida saludable, no dejando de lado las frutas y verduras, tomando agua y realizando actividad física (hasta el día de hoy). Ese ejemplo me sirvió para luego con el tiempo poder adquirir más conocimientos e información acerca de este estilo de vida,  que no ha hecho otra cosa más que sorprenderme y hacerme sentir cada vez mejor, tanto física, mental como emocionalmente.

¿Vinculación entre nutrición y deporte?
Si me hubieses hecho esta misma pregunta hace 2 años probablemente mi respuesta hubiese sido otra. Hoy en día tengo una visión muy distinta de lo que es la alimentación para mi y como la relaciono con lo que hago. Luego de todo este tiempo, que para mi ha sido un lindo proceso de aprendizaje, ya que todo comenzó un día cualquiera en el que decidí firmemente dejar de consumir tanta proteína animal.

Desde entonces todo fue mejorando, me comencé a involucrar más en el tema, leyendo y preguntando a profesionales, y solo me daba cuenta que a través de lo que experimentaba (física, mental y emocionalmente) y la información que recibía eran solo cosas positivas, las cuales se manifestaban a través de más y mejor energía, mejor estado de ánimo y menos hinchazón/inflamación en el cuerpo, lo que me permitía tener un día mucho más activo y por ende una mejor sensación a la hora de entrenar o realizar cualquier actividad. Esto en consecuencia, fue haciendo poco a poco que el proceso de aprendizaje se fuese haciendo más ameno, entretenido y parte de mi. 

Existen muchos mitos sobre la alimentación en base a plantas y su relación con el deporte, sobre todo el de alto rendimiento. En mi caso particular, llevo 1 año y medio cambiando mi alimentación y estilo de vida, entrenando prácticamente todos los días y puedo decir que nunca me había sentido mejor en todo los sentidos de la palabra.

También sé que no todos los organismos funcionan ni reaccionan de igual manera a diferentes estímulos, pero como yo comencé un día, cualquiera puede hacerlo (siempre con ayuda de un profesional) y experimentar esos cambios para conocer aún más tu cuerpo, sean positivos o negativos para ti. 

¿Qué es lo que más extrañas de tu antiguo estilo de alimentación?
La verdad no extraño nada. Y como dije al principio, todo ha sido un proceso de aprendizaje y experiencias, donde me he permitido volver a consumir esos alimentos después de un tiempo y no tengo las mismas sensaciones de antes, por ende los dejo de comer. De cierta manera mi organismo comenzó a rechazarlos y eso hizo que a medida que pasara el tiempo se fuese haciendo el camino más fácil, encontrando alternativas a mis “comidas favoritas” y esos alimentos que creía que no podría dejar de comer. 

¿Algún libro, documental que te haya servido y quieras recomendar?

Si pudiera recomendar un documental hoy, sería “Seaspiracy” en Netflix, ya que es de la actualidad y mucho de lo que se ve está pasando, evidenciando imágenes crudas, pero que son una forma de mostrar al mundo las formas en que se llevan a cabo estos procesos y cómo llegan ese tipo de alimentos a los humanos.

Hoy en día existen muchos libros y documentales que podría recomendar, que nos hablan sobre la alimentación, la explotación animal y de recursos en general, pero eso siempre ha estado ahí, al tacto de un botón. Por ello, prefiero recomendarles a todos aquellos/as que tengan la idea rondando en la cabeza, que simplemente lo intenten y experimenten a través de cómo se va sintiendo su cuerpo.

Muchas veces no tenemos idea de lo que nos estamos metiendo a la boca o por cuantos procesos pasó un alimento, simplemente porque es más rico, más fácil o más rápido. Tener consciencia de lo que estoy consumiendo y de donde proviene realmente nos ayuda a mantener una mente más sana y por consecuencia un cuerpo más sano. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Cerrado, puedes comprar pero comenzaremos los despachos

0Hours 0Minutes 0Seconds